Récords Mundiales

Han sido en total diez récords mundiales de humor no homologados. En dos oportunidades he intentado homologarlos en el Guinness pero lamentablemente no ha sido posible. Algunos medios de comunicación han hablado de que soy Guinness record y en verdad no lo soy, el record mundial de ése libro le pertenece a un humorista Australiano con 30 horas MIRA AQUÍ. Pero aquí encuentras uno a uno mis diez récords mundiales lo más certificados posible.

Records mundiales de chistes:

Era libretista de Papuchis en Radioactiva, libretista y humorista de Radio Reloj Bogotá, generador de contenidos de Colorín Color Radio un proyecto radial para niños. Nada especial pasaba en mi carrera por aquellos días del año 1993 excepto un espacio radial de chistes a las 5:30 a.m. llamado la pre-Locomotora que anticipaba la llegada del programa estelar de RadioActiva por aquellos días, La Locomotora.

Primer record mundial de chistes de José Ordóñez:

Una tarde al encontrarme en los pasillos de Caracol Radio con el director de RadioActiva Tito López ( a quien siempre le agradeceré haber confiado en mi talento y quien se convirtió en esa persona que abriría una gran puerta para mi) al ver que yo narraba chistes durante meses sacados de mi colección que mantenía desde mi infancia, me propuso hacer un récord de chistes. Así que, a pesar de que sus jefes le dijeron que no lo hiciera él aprovechó las vacaciones de esas personas y decidió jugársela por mí. ¡Gracias Tito!

Entonces el 28 de diciembre de 1993 frente a los micrófonos de la radio estación RadioActiva, muy a las 9 a.m. empecé a echar mi primer chiste al aire en algo que duraría décadas de contenido divertido para la audiencia del mundo. Da click en la imagen de arriba para ir al informe total.

Segundo récord mundial de chistes de José Ordóñez

La noticia del primer récord llegó a oídos de unos empresarios uruguayos que quisieron llevarse algo así para Uruguay. Agradezco inmensamente a la familia Nobile que viajaron hasta Bogotá para contratarme y organizar el segundo récord mundial de chistes. Dale click a la imagen y te muestra toda esta hermosa aventura que pasé por tierras charrúas.

Tercer récord mundial de chistes de José Ordóñez

Al regresar de Uruguay Colombia ya estaba empezando a conocer un poco más de mi gracias a que los medios daban cuenta de la hazaña realizada en Montevideo. Hay que tener en cuenta que por aquellos días Colombia era visto como el país más violento del mundo, la noticias que se oían en el exterior solo era de las bombas de Pablo Escobar, de los secuestros de la guerrilla y del narcotráfico; salir a enarbolar una bandera de comedia era bastante particular tanto en los medios de Uruguay como en los de Colombia. Por eso, al empezar el tercer récord mundial de chistes Colombia entera se volvió una sola radio. Das click en la imagen y miras todos los detalles del récord de chistes que me hizo conocer en el mundo entero.

Cuarto récord mundial de chistes

Si me preguntan cuál ha sido el récord mundial de chistes más feo de hacer sin duda diré que este. Aunque mi carrera profesional iba en franco asenso mi vida familiar estaba destruida. Andábamos separados con Yasmith debido a mis continuas infidelidades, estaba en medio de la presión de las dos familias y la enorme tristeza que suscitaba la pesadilla que vivían por aquel tiempo mis dos pequeños hijos. Si le das click a la imagen verás todos los detalles de este, que considero, fue el más feo record que realicé.

Quinto récord mundial de chistes

Ordóñese de la risa andaba por los primeros lugares en la televisión, las noticias de lo que hacía llegaron hasta Ecuador donde un grupo de medios me invitó a romper por cuarta vez mi récord y empezar a retransmitir el programa de televisión, así que viajé con mi grupo de trabajo a realizar esta maratónica jornada de chistes a beneficio de la fundación salesiana Padre Antonio Amador. Dale click a la imagen para ver toda la información acerca de este récord en la tierra de los «ñañitos».

Sexto récord mundial de chistes de José Ordóñez

Fue un record particular pues andaba en ese primer amor de mi reconciliación con Dios. Días antes había botado todo mi contenido que fuera de doble sentido y decidí jugarme por limpiar todo mi repertorio. No he sido un humorista vulgar hasta ese momento pero me daba ciertos «permisos» de decir una que otra cosa salida de tono. En este récord terminé orando por Colombia y ahí empezaron los problemas con los medios de comunicación que empezaron a aborrecer esta nueva faceta en mi vida. ¿Quieres saber más? Dale click a la imagen.

Séptimo récord mundial de chistes

Lo pudiera llamar, el retorno a los medios. Había sucedido un espacio donde la gente no tenía noticias mías (y era lógico, me fui a Bucaramanga a recuperar y establecer a mi familia). Todo empezó cuando fui al reality La Isla de los Famosos y que al terminar ,e dio la oportunidad de volver a conectar con los medios para regresar a las gestas de humor. Dale click a la imagen para saber más de este récord al que llamé: El del regreso.

Octavo récord mundial de chistes

El mas difícil de todos los récords mundiales de chistes en su realización. Se alquiló todo un piso del Double Tree de Miami, se hizo mucha inversión para intentar llegar a la mayor cantidad de público latino. Duro, pero al final se logró elevar un poco más la marca y recolectar donaciones para los niños de Colombia. Si le das click a la imagen conocerás mas de estos tres días contando chistes sin parar.

Noveno récord mundial de chistes de José Ordóñez

Esta si que fue una hermosa aventura desde la madre patria. Ver a todos los latinos, en especial a los colombianos llorar entonando el himno nacional luego de esas ochenta horas, ser entrevistado por los principales medios de comunicación de España fue muy, pero muy especial. Dale click a la imagen y te llevará a conocer más detalles de nuestro paso por Europa haciendo chistes.

Décimo Récord mundial de chistes

Mi último récord mundial de chistes. No creo que vuelva a hacer otro. Fueron todas esas horas que me parecieron eternas intentando que Colombia y algunos países que retransmitían riera y olvidara sus problemas. Al final, luego de ayudar a la fundación Colombianitos terminamos con el corazón alegre por el objetivo cumplido. Dale click a la imagen y verás más sobre esos momentos vividos en el último récord mundial de chistes en Bogotá.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.