Chistes de c√°rceles

Chistes de c√°rceles


Chistes cortos de c√°rceles.

La raz√≥n…

El abogado le pregunta a GayoTapao:
¬ŅUsted por qu√© est√° aqu√≠?
-Se√Īor abogado, ¬°yo estoy aqu√≠ preso por una cosa que no hice!
‚Äď¬ŅY qu√© no hizo?
‚ÄאּUna consignaci√≥n!


Entrevista:

Entrevistan a un reo de un canal de televisión:
-¬°Qu√© feliz se va a poner usted cuando lo saquen de esta celda! ¬Ņno?
-No crea, ¡estoy condenado  a muerte!


La soluci√≥n…


‚ÄĒPUBLICIDAD‚ÄĒ


El abogado en la entrevista en la c√°rcel le dice a su cliente el reo:
-cómo su abogado, ¡he estudiado su caso y ya encontré la manera para que usted salga de acá!
-¬ŅDe verdad? ¬Ņy cu√°l es?
-¬°Una lima!


Mazda 6…

En la c√°rcel el preso le habla a su abogado:
-Abogado, quiero que asuma mi defensa, ¬°pero lo √ļnico que tengo para pagarle es un Mazda 6!
-Ok, 
¬Ņde qu√© se le acusa?
‚ÄאּDe haberme robado un Mazda 6!


Chistes buenos de c√°rceles.

Compensaci√≥n…

La mam√° llama a su hijo preso en la c√°rcel:
-¬°Hijo se metieron los ladrones y se robaron todo!
‚Äď¬ŅSe da cuenta mam√°? ¬°Lo que por agua viene por agua se va!


No culpable…


‚ÄĒPUBLICIDAD‚ÄĒ


El juez le dice al acusado:
-Ya que no se le encontró culpable de bigamia ¡puede irse para su casa!
El reo contesta contento:
¬ŅA cual de las dos¬†?


Chistes cl√°sicos de C√°rceles

No me conoce.

El fiscal llama a su primer testigo. La mujer más anciana del pueblo:
-Se√Īora Miranda, ¬Ņusted me conoce?”
-Claro que lo conozco. Sr. López. Desde que era usted un chiquillo. Y, francamente ¡me ha decepcionado!
Usted miente. Enga√Īa a su esposa, manipula a la gente y habla a sus espaldas. Usted se cree la gran cosa cuando todo el mundo sabe que no tiene el cerebro para dejar de ser un pelagatos en toda su vida. ¬°Claro que lo conozco!
El fiscal se queda sin habla por la impresión. Como no se le ocurría otra cosa, apunta a través del salón e inquiere:
-Se√Īora Miranda, ¬Ņusted conoce al abogado defensor?
-Claro que sí. Conozco al Sr. Gutiérrez desde que era un bebé.
Yo sol√≠a servir de ni√Īera para sus padres. Y √©l tambi√©n ha sido una verdadera decepci√≥n. ¬°Es un holgaz√°n! ¬°Un ma√Īoso y tiene problemas con la bebida! No puede relacionarse con nadie ¬°Vaya que si lo conozco!”
El juez pide silencio en la sala y llama a los dos abogados a su escritorio.
-¬°Si cualquiera de ustedes se atreve a preguntar a la testigo si me conoce: ¬°lo mando a la c√°rcel de inmediato!


Sindicato carcelario…

Decía la esposa de uno de los reos presos en aquella cárcel:
-Voy hablar con el jefe de la c√°rcel para que a mi marido le den un trabajo m√°s descansado.
-¬°Pero si de pegar estampillas nadie se cansa!
¬ŅPegar estampillas? ¬°qu√© raro! ¬°el domingo en la visita me dijo que estaba cavando un t√ļnel!


Opina acerca de Chistes de cárceles. Tu opinión es importante para nosotros.



‚ÄĒPUBLICIDAD‚ÄĒ


 

Compartir en tus redes:
No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

SUSCR√ćBETE al Bolet√≠n de humor
Ingresa tus datos y recibir√°s nuestras √ļltimas noticias, informaci√≥n y contenidos que voy poniendo...
SUSCR√ćBETE al Bolet√≠n de humor
Ingresa tus datos y recibir√°s nuestras √ļltimas noticias, informaci√≥n y contenidos que voy poniendo...