Chistes de mala suerte

Bienvenidos a los chistes del personaje con más mala suerte que conozcas. Ríe con Chistes de Pablo Remalas. Ah! compártelo con tus amigos.

El sin valor…

-¡No valgo nada!
-Pablo si crees que no vales nada estás equivocado.
-¡Gracias por darme valor!
-¡Tus órganos valen mucho en el mercado negro!

Frases chistosas de mala suerte

  • Ese momento incomodo cuando en la noche el control remoto decide jugar las escondidas contigo
  • Me entró jabón en los ojos y se fue el agua!
  • ¡En mi pueblo también se apareció la “pata sola” con un esguince de tobillo!
  • ¿No les pasa que se cortan un dedo y resulta que ese dedo lo usaban para todo?
  • Mi vida se parece al cubo Rubick (cubo de las mil caras): ¡Cuando arreglo un lado de mi vida se me descuadernan todos los otros!

Hay calvos que tienen mala suerte lee sus chistes aquí.

El actor…

Pablo había buscado todas las posibilidades de ser actor de cine, Había acudido a todas las audiciones, se había regalado como extra, como actor “doble” en las escenas de riesgo lo que le había causado sendas heridas, huesos rotos, la pérdida de un ojo y toda clase de secuela físicas. No le importaba hacer eso gratis con tal de que la gente lo reconociera sin embargo eso nunca sucedió.
Ya en su época de adultés se rindió luego de treinta años insistiendo sin que nadie nunca jamás lo reconociera.
Un día estaba en una cafetería tomándose un café cuando advirtió que una hermosa mujer no paraba de mirarlo así que decidió acercársele y preguntarle el por qué, a lo que la mujer le respondió:
-Es que me parece haberlo visto a usted en una película.
Pablo no lo puede creer, ¡Por fin lo han reconocido! se pone feliz así que le pregunta a la hermosa mujer:
-¿En cuál película?
-No sé en cuál, ¡Pero yo recuerdo que lo vi haciendo fila para entrar al cinema a ver una película!

Frutería Equina…

PabloRemalas estaba en el hipódromo probando suerte y apostando todo lo que tenía en una carrera donde se suponía tenía todas las de ganar.
Los caballos favoritos para ganar eran: Mango, Papaya, Sandía y Banano. Apostó todo lo que tenía a este grupo de caballos y yeguas seguro de que no había pérdida… y perdió, El caballo que ganó fue “Salpicón”

Canicería…

-Pablo, ¿usted es el hijo del carnicero?
-Si señor.
-¿Y usted se asusta cuando su papá mata a un toro?
-No señor.
-Ah bueno Pablo, ¡Pero ahora si asústese porque el toro acaba de matar a su papá!

La única vez que tuve la razón fue cuando creí ¡que me había equivocado!

Cinco deseos…

Pablo Remalas se encuentra con el genio del lámpara quien generosamente le dice:
-¡Te concederé cinco deseos!
Pablo admirado le dice:
-¡Uy! ¿pero acaso usted concede solo tres deseos?
El genio contesta en tono de lástima:
-Si, ¡pero es que yo a usted lo veo muy “lleva’o!

Sal y dulce…

La gitana le dice a PabloRemalas:
-Pablo, si me da mil dólares le quito la sal.
Pablo responde:
-Le doy dos mil si me quita el azúcar. ¡Soy diabético!

>> Chistes de niños con mala suerte <<

¡Viendo el paisaje desde la ventanilla!

Definirse…

-Pablo, defínase en dos palabras.
-Estoy podrido en dinero.
-Esas son cuatro palabras.
-Quite “en dinero”.

¡Comparte con tus amigos!