Chistes de ropa

Vístete de alegría porque aquí llegan los mejores chistes de ropa.

Frases chistosas de ropa

Diccionario Ordinario Ordoñez
    • AJUAR: ¡Más ordinario que un vestido de novia en color fosforescente!
    • COBARDE: Es tan cobarde que en su casa los pantalones los lleva el perchero.
    • CHISTE: Un chiste debe ser como la ropa interior de una mujer: Fino, transparente y corto.
    • DIGNIDAD: Es imposible empelotarse con dignidad cuando se usan pantalones entubados.
    • LENCERÍA: ¡Los paños menores crean problemas mayores!
    • LUCIR: Que la ropa te entre no quiere decir que te quede.
    • LUGAR: La ropa limpia va en el armario, la sucia es la del suelo y la que me puedo volver a poner está en la silla.
    • LLANTO: ¡Vi a mi esposo en calzoncillos y medias y me puse a cortar cebolla para disimular!
    • HUMANO: Tan humano como lavar los calzoncillos en la ducha.
    • PAÑUELO: Trozo de tela que se usa en los funerales para disimular la falta de lágrimas.
    • PIJAMA: ¡Tan flaco que su piyama solo tiene una raya!

Los colores de la ropa

Conversación entre mujeres:
-Y le dije: «cariño, alcánzame la blusa magenta, pero no la fucsia ni la púrpura, ¡ojo! La magenta.
-Y de esto hace…
-Mañana se cumplirán seis años, ¡y lo extraño!

Cómo ahorrar a la hora de comprar ropa

La esposa le dice a su marido:
-Cariño, yo soy muy ahorrativa, entremos a esa tienda de ropa que tiene el 40% de descuento.
-Yo soy más ahorrativo mi amor, ¡Mejor no entremos y nos ahorramos el 100%!

La chaqueta

La esposa muy orgullosa le dice a su marido:
-¡Como te atreves a decirme que no he adelgazado! Mira, esta chaqueta hace años no me la pongo, ¡me queda apenas!
-Amor, ¡es la tienda de campaña!

La combinación

-Mi amor, ¿me queda muy mal este vestido anaranjado y la pañoleta en la cabeza?
-¡Oh!  ¡Me está hablando un preso de Guantánamo!

Camisa de cuello estrecho

En el almacén de ropa, el bobo Tanainas se queja con la señorita que lo atiende:
-¡Señorita! ¡Esta camisa está muy estrecha de cuello!
–¡Señor! ¡Esta metiendo la cabeza por un ojal!

Los dos equivocados

Al recibir un traje mal hecho, el ofendido cliente le dice a sastre:
-Nos equivocamos los dos. Yo creí que usted era sastre, ¡y usted creyó que yo era estúpido!

Lo que hace el sushi

-Voy a cambiarme de ropa porque comí sushi
-¿Y eso qué tiene que ver?
-Que me “¡enshushié!»

Hay que decirlo bien

-¿Qué tal me queda este vestido?
-Te esteriliza mucho.
-Querrás decir que me estiliza.
-Lo he dicho bien, ¡créeme!

Sin necesidad de esposa

Pastor, desde que mi esposa se fue soy un hombre fuerte, sin miedo a la vida. Ya no la necesito!
-Ok. ¿Y por qué has venido desnudo?
-¡Es que no sé dónde se prende la lavadora!

El vestido no tiene la culpa

La esposa le dice a su marido:
-¡Este vestido me hace ver gorda!
El hombre inmediatamente le responde:
-No metas al vestido en esto. ¡El no tiene nada que ver!