Las mejores coronas para el entierro

La esposa, bastante atribulada le dice a su esposo:
-Mi amor, ¡se murió mi mamá!
El marido saca un billete de 100 mil pesos y le dice despreocupado.
-¡Toma, compra unas coronas! ¡Es lo mínimo que todo buen yerno debe hacer!
Cuando la esposa va saliendo en medio del llanto el vuelve a anotar:
-¡Si no hay coronas traiga cerveza nacional! ¡las Club Colombia son buenas!

La cama y el café

Dos borrachos conversan sentados en la barra del café del barrio.
-A mi me gustaría una mujer que me lleve el café a la cama.
-Pues compadre, ¡a mi me gustaría una mujer que me traiga la cama al café! ¡hip!

¿El matrimonio es pecado?

-Padre, le confieso que hace 3 años me casé.
-Pero, hijo, ¡eso no es pecado!
-¿No? ¿¡entonces por qué estoy tan arrepentido!?

Condimento…

-¿Puedo salir?
-No Benito
-Mami, ¿Cómo se llama lo que le hechas a la comida para que tenga sabor?
-Sal
-Gracias! Chao mami!

La abuela…

— La abuela sufrió un infarto. Le revisaron el corazón.
-¿Latía?
— ¡La tía no, idiota! ¡La abuela!

Un abogado en el cielo

Es conocido que en el cielo no se casan ni se dan en casamiento. Pero San Pedro quedó sorprendido cuando a su despacho ubicado en el cielo llegó una pareja con deseos de casarse. San Pedro intenta por todos los medios hacer que desistan de su idea pero aquella pareja está tan enamorada que San Pedro les aclara que será difícil encontrar una cura en el cielo.
Se tardan cien años en encontrarlo, (parece que allí son escasos) pero finalmente lo encuentran y la pareja contrae nupcias en  el cielo.
Pasan los años y la pareja acude nuevamente a la oficina de San Pedro porque no pueden vivir juntos, se odian, se tratan mal y quieren separarse. Así que San Pedro les aclara:
-A ver querida parejita. Entiendan: si nos costó cien años encontrar un cura aquí en el cielo, créanlo, ¡Encontrar un abogado nos va a costar un siglo!

El precioso lugar…

El pastor, al final de su predica le dice a Benito:
-¿Aprendiste algo Benito? ¿cuál es ese lugar maravilloso, lleno de muchas cosas bellas, y en el que seremos inmensamente felices, y al que deseamos ir algún día?»
-Disney pastor, ¡Disney!

Trabajo muy especializado

-En alguna época fui técnico superior de distribución y alineamiento uniforme de vehículos.
-¿En dónde?
-En la calle. ¡Los ayudaba a parquear con un trapo rojo! “déle mono, déle”

La pregunta capciosa del fútbol

El árbitro, señalando el brazalete del jugador:
-¿Usted es el capitán?
irónico responde el jugador:
-¡No! ¡Es que me van a tomar la presión!

Lo que le reveló Dios

El hombre le dice a su pastor:
-Pastor, usted  me  dijo  que si  me  plantaba  bajo  la  lluvia  mirando  hacia  arriba  Dios  me revelaría algo.
-Si. Lo recuerdo. ¿Y qué pasó?
-Lo hice, ¡y me sentí un tonto!
-¿Te das cuenta?  ¡ya Dios te revelo algo!

Los dos equivocados

Al recibir un traje mal hecho, el ofendido cliente le dice a sastre:
-Nos equivocamos los dos. Yo creí que usted era sastre, ¡y usted creyó que yo era estúpido!

En qué se parece. Cigarrillo

¿En qué se parece la casa de un pobre al cigarrillo?
RTA. En que el cigarrillo tiene Nicotina. Y la casa del pobre: «Nicotina», ni tapete!

Pasar a la suegra

Dos caníbales conversan:
-Ayer estuve con mi suegra.
-¿Y cómo la pasaste?
-Con agua.

Método para saber a qué se dedicará tu hijo

Si quieres saber a qué se va a dedicar tu hijo cuando sea grande utiliza este método sencillo: Lo encierras en un cuarto con un libro, un banano y un rollo de billetes. Al cabo de un rato abres la puerta y si lo encuentras comiendo banano, es que va a ser agricultor, si lo encuentras contando los billetes es porque va a ser economista. Si lo encuentras leyendo va a ser escritor. Pero si encuentras que se ha comido el banano, está sentado en el libro y con los billetes en el bolsillo, ¡Es que va a ser abogado!

La adivina de Maduro

El presidente Maduro consulta a una adivina:
-Mira hermana bolivariana adivina: lo que pasa es que anoche soñé con mucha gente, montañas de sal en la terraza de un castillo y un burro. ¡Dime qué significa eso o te mando a encerrar!
La adivina asustada le dice:
-Eso es fácil para una clarividente como yo. El significado de mucha gente, montañas de sal en la terraza de un castillo y un burro quiere decir: “Sal del palacio Maduro”

Advertencia de una madre…

Un amigo le pregunta a GayoTapao al verlo sin un brazo:
-¿Cómo perdiste el brazo GayoTapao?
-¿No te dijo nunca tu mamá acerca de no sacar el brazo cuando ibas en el bus?
-Si, si me dijo.
-Bueno. ¡la mía me lo amputó por no hacerle caso!

Vale la pena

En el mes de Junio Benito le pregunta a su papá:
-Papá, ¿Qué me vas a regalar en navidad?
-¿Por qué me preguntas eso Benito? Apenas estamos en junio.
-¡Es para saber si vale la pena portarme bien el resto del año!

¿De qué es la sopa?

El cliente le dice enojado al mesero:
—¡Mesero! hay una «AGDGRNHFHVGHFDEBDKSQAVPBDFG» en mi sopa.
—Señor, ¡Es que su sopa es de letras!

El tinto de vegano

El hombre entra a la cafetería y pregunta por un tinto (café negro)
-Mesero ¿Tiene tinto de vegano?
Extrañado el mesero pregunta:
-¿Ya hay tinto para veganos?
-Pues de vegano o de «inviegno». ¡Yo «quiego» un tinto!

Un BestSeller Anti robos

Bastante nervioso el hombre entra a la librería. Mirando para lado y lado le dice a quien atiende:
-Señor, ¿Tiene ese bestseller anti robos?
-Si claro -responde el hombre tras el mostrador-
-Pues a ver si se lo lee, ¡porque esto es un asalto!

Trabajo estable

-Conseguí trabajo como profesor de inglés
-¿Trabajo estable?
-No. Trabajo es “Job” “Table” ¡es mesa!

Adivina…

¿En qué se parece la cerca de la finca al tamal navideño?
-En qué la cerca tiene alambre y el tamal… de-tiene al hambre!

Buena defensa

Habían acusado a GayoTapao de haber matado a su padre y a su madre. Estaba frente al juez, pero le tocó un abogado defensor tan bueno y con tan vasta experiencia que al tomar la palabra en tono muy lastimero el experto en derecho dijo:
-¡Pido al jurado tener piedad para este pobre huérfanito!

El negocio…

-Mamá vendí al perrito en 10 mil dólares.
-¿Y quién te lo compró tan caro?
-Rumualdo. ¡Me dio un sapo de 6 mil y una araña de 4 mil!

Salir de la ciudad en la versión del niño

La mamá le advierte a Benito:
-Pepito, si viene el cobrador dígale que estoy fuera de la ciudad.
A los pocos minutos golpean a la puerta. Es el cobrador.
-Niño, ¿su mamá está?
-No señor, salió de la casa… mejor dicho salió del barrio… mejor dicho, ¡se fue de la ciudad!
–¿Y será que se demora?
–Creo que no, ¡porque dejó una leche en la estufa!

La película del gato

Un gato llamado «Tido» vivía en un cesto. Sucedió que un día el gato Tido se murió.
¿Cómo se llamó la película?
«El Cesto Sin Tido»

El borracho atropellado

-Compadre, anoche estabas muy borracho.
-No creo que tanto como usted lo dice compadrito
-Como que no compadre. Con decirle que un carro lo atropelló y el que se dio a la fuga fue usted!

Yo no ronco, lo que pasa es que…

  • *Yo no ronco, ¡lo que pasa es que sueño que soy una moto!
  • *Yo no ronco, lo que pasa es que respiro fuerte!
  • *Yo no ronco lo que pasa es cuando duermo que respiro con pasión
  • Yo no ronco, lo que pasa es que a veces duermo con el motor prendido

Sufre de orgasmos

-Doctor, cada vez que estornudo tengo un orgasmo.
-¿Y está usando algo para eso?
-Si. ¡Pimienta!

Yo no. Mi mamá si…

La muchacha poco agraciada físicamente le escribía una carta a Santa Claus:
-«Querido Santa, sé que me he portado mal todo este año, así que no pediré nada para mi. ¡Me lo merezco! Pero mi madre ha sido una fiel cumplidora de sus deberes y muy obediente. Así que anda, concédele un yerno bien guapo, adinerado, juicioso, fiel y deportivo, ¡Porque ella sí lo merece!

Algo que no sepa

Tanainas le dice a su enojada novia:
-Te quiero.
-Dime algo que no sepa.
-¡Los aguacates del señor de la esquina!

Como Roberto Carlos

-¿Cómo te va en la escuela de fútbol Benito?
—Bien. ¡Sé imitar a Roberto Carlos!
-A ver…
—¡Yo quiero tener un millón de amigos…
-…
—¿Por qué lloras papi?

Sin problemas en el año nuevo

Tenía por costumbre estrenar muebles cada que empezaba un nuevo año, así que acudió a un almacén de la ciudad donde quien atendía, mientras le mostraba un moderno comedor le decía:
-Mire, en este comedor caben seis personas sin problema.
-¿Y yo dónde voy a conseguir invitados que no tengan problemas?

¿De quién es la vaca?

El abogado camina con su esposa por la acera. En contra mano viene un campesino que al reconocerlo le dice:
-Doctorcito, ¿cómo vamos con el asunto de la vaca?
El abogado le dice para calmarlo:
-¡No se preocupe que esa vaca es suya señor!
El campesino se va contento por lo que le acaba de decir el abogado. Metros más adelante, por la misma calle, ahora viene la otra persona con la que el campesino disputa la pertenencia de la vaca. También le pregunta al abogado:
-Doctorcito, ¿qué pasó con el asunto de la vaca? ¿será que si ganamos el caso?
El abogado en tono seguro le dice:
-¡No se preocupe amigo que esa vaca es suya!
Este segundo hombre también se aleja muy feliz pero ahora, la que ha quedado preocupada es la esposa del abogado que le pregunta por qué les atribuyó a los dos la pertenencia de la vaca, así que el abogado le explica a su esposa:
-Tranquila mujer, que la vaca no es del primero ni la vaca es del segundo… ¡la vaca es nuestra!

El almuerzo con gallina

Al servirle el almuerzo el hijo exclama mirando el plato:
-Mami, ése pollo mueve los ojos!
-¡Ay Dios mío! ¡La gallina todavía está viva!

La ley de todo abogado

En la universidad, el profesor de derecho les dice a sus alumnos: “Recuerden muchachos, lo más importante cuando se es abogado es saber muy bien que algunos casos se ganan y otros se pierden, ¡pero en todos se cobra!

Un muerto no puede contestar

En el velorio, el borracho llora amargamente mientras no para de decir entre sollozos:
-¡Por qué te fuiste Luis! ¡Por qué te fuiste! ¡Ay Luis! ¡compadre! ¡Por qué te fuiste!
Otro borracho se le acerca y le dice:
-No te va a contestar!
-¿Por qué? ¿Porque está muerto?
-No. Porque este muerto es Pedro, ¡Luis está en la sala de al lado!

Paseando al perro con el teléfono

Al sonar el teléfono la celosa mujer le recrimina al esposo:
-¡Te llamé 3 veces! ¿porque no contestas?
-Estoy paseando al perro, no escuché el celular. ¿No confías en mi?
-¡Claro que confío! ¡pásame al perro!

La talla de mi suegra

La suegra le dice al yerno:
-¡No soy gorda! Lo que pasa es que soy talla L
-Si suegra talla “L-fante”

Escoger la pena menor

Ante la evidencia del delito el juez le pregunta al acusado:
-¿Mató usted a la víctima?
-No señor juez.
-Le recuerdo que está usted bajo juramento, ¿Sabe cuál es la pena por perjurio?
-Sí, ¡Pero es que es mucho menor que por asesinato!

¿En qué se parece?

¿En qué se parece Santa Claus a un perro callejero?
En que siempre dejan el regalo debajo del árbol 

La celosa esposa del ladrón

Luego de muchos años el ladrón regresa a su casa donde su celosa esposa lo está esperando. Ella muy enojada le dice:
-¡La radio dijo que te fugaste a las  7  y son las 9!  ¿Qué estabas haciendo en esas dos horas desgraciado?

La verdadera felicidad

-Mi amor, ya no estés brava. ¿No te parece mejor estar feliz?
-¡Yo estoy feliz así de brava!

¿Cuáles fiestas son las mejores?

En los años 80’s:
-Papá, ¿me dejas ir a la Coca-cola bailable que hay en el salón comunal del barrio?
En los 90’s:
-¡Salgo! Voy a estar en la discoteca. Llego a las dos.
Tiempos de ahora:
-Voy al Mega pool DJ’s party sex & bitches hot drugs swag & life in color fest vol 2.0. No me esperen. ¡En tres días creo que vuelvo!

Buscando trabajo para el yerno

-Yerno, ¿se quedó sin trabajo?
-Si suegra.
-Vaya a la fábrica de miel.
-¿Por qué suegra?
-Allá hay un letrero que dice: ”Se necesitan Zánganos”

Menú