Google cuéntame un chiste

No se resista a la autoridad

La mamá le recrimina a la muchacha:
-¿Y te dejaste embarazar de un policía?
–Mami, ¡en éste país es un delito resistirse a la autoridad!

Hijos consentidos

-Mami, ¡tienes preferencias en casa!
-No seas mentiroso. ¡Para mi son iguales tú y mi campeón!

La risa remedio infalible

-Todos los problemas se solucionan con una sonrisa.
-Pero mamá, ¡me acabas de pegar!
-Si, ¡pero me dio mucha risa!

Un hijo muy maduro

—Te aseguro que mi hijo para tener 32 años es un hombre muy maduro, ¿verdad Carlitos?
—Mira mami, ¡con este frío parece que fumo!

El león atrevido

Corriendo el niño le dice al papá que lee tranquilamente el periódico en la sala:
-Papá! ¡un león se metió a la habitación de mi mamá!
El papá sin inmutarse le dice al hijo:
-No te preocupes hijo, ¡Los leones saben como defenderse!

¿Cuáles fiestas son las mejores?

En los años 80’s:
-Papá, ¿me dejas ir a la Coca-cola bailable que hay en el salón comunal del barrio?
En los 90’s:
-¡Salgo! Voy a estar en la discoteca. Llego a las dos.
Tiempos de ahora:
-Voy al Mega pool DJ’s party sex & bitches hot drugs swag & life in color fest vol 2.0. No me esperen. ¡En tres días creo que vuelvo!

Ignorancia, indiferencia o intolerancia

Dos «amigas» de esas que se odian más que quererse hablan:
-Oye, ¿a ti que te molesta más? ¿la ignorancia, la indiferencia o la intolerancia?
-Mira: ni lo sé, ni me importa; además me parece una pregunta estúpida!

Un abogado llegando al cielo

Cosa rara. Llegó un abogado a las puertas del cielo. San Pedro lo recibe en la puerta y nota la actitud inquisitiva del abogado.
-¿Quién eres?
-Y tú, ¿Quién eres para preguntarme?
-Soy San Pedro, la mano derecha de Dios en este lugar.
-¿Ah si? ¿Tienes contrato de trabajo?
San Pedro se queda pensando y decide llamar a Jesús
-¡Espera! Jesús ven, el de afuera me pide contrato de trabajo.
Jesús sale a la puerta y pregunta:
-¿Quién es?
-¡No sé, solo sé que es un abogado!
Se presenta Jesús ante el abogado quien le pregunta displicente:
–¿Usted quién es?
–Soy Jesús el hijo de Dios.
-¿Hijo de Dios? ¿Y en dónde está la  partida de nacimiento?
Jesús duda un rato y decide preguntarle a María desde la puerta:
-¡María! ven un momento a atender a este abogado que hace preguntas aquí en la puerta del cielo!
Sale María y el abogado vuelve a preguntar:
-Y tú, ¿Quién eres mujer?
-Soy María, la madre de la naturaleza humana de Jesús.
-¿Ah si? Muéstrame el acta de matrimonio con Dios,
María duda un rato y decide llamar a Dios.
-Dios, ven a ver al abogado que está en la puerta! 
Sale Dios y pregunta:
-¿Qué quieres?
-¡Entrar! ¿Y tú? ¿Quién eres?
-Soy Dios, el dueño de todo esto.
–¿Ah si? Y ¿Tienes el contrato de compra y venta?

Método para saber a qué se dedicará tu hijo

Si quieres saber a qué se va a dedicar tu hijo cuando sea grande utiliza este método sencillo: Lo encierras en un cuarto con un libro, un banano y un rollo de billetes. Al cabo de un rato abres la puerta y si lo encuentras comiendo banano, es que va a ser agricultor, si lo encuentras contando los billetes es porque va a ser economista. Si lo encuentras leyendo va a ser escritor. Pero si encuentras que se ha comido el banano, está sentado en el libro y con los billetes en el bolsillo, ¡Es que va a ser abogado!