Chistes para niños

Yoast facebook chistes para niñosLos mejores chistes para niños de toda la web. De la enorme colección de José Ordóñez.

Balbuceando

El niño que casi no habla le cuenta a un hombre en la calle que Chicho sufrió un accidente en su bicicleta:
-¡Cheñor, cheñor, Chicho che cachó che la bichicleta!
-¿Qué Chicho?
-¡No chicho nada!

Adivinanza

Benito le pregunta a su papá:
-Papi, ¿tú sabes en que se diferencia una bicicleta de un elefante?
-No hijo.
-Pues tenga cuidado cuando vaya a comprar una bicicleta papi, ¡no tes vayan a dar un elefante!

El chiste de los dulces

Benito le pregunta al tendero:
-Señor tendero, ¿cuánto cuestan esos dulces?
–Benito: uno $200, dos $150
–¡Me hace el favor y me vende el otro!

La película donde aparece Juanes

  • Primera escena:: Un pollito rezando.
  • Segunda escena: El mismo pollito rezando.
  • Tercera escena: El mismo pollito rezando.
    ¿Nombre de la película?
    «A Dios le pio.»

Descripción de las piezas de ajedrez

En la clase de ajedrez, la profesora le pregunta a Benito:
-Benito dime, ¿Cuál es la pieza que camina de lado?
-¡Un carrito de almacenes Éxito profesora!

Como ver un eclipse

Benito llega corriendo donde la mamá y le dice:
-¿Mami? ¿Puedo ir a ver el eclipse?
-Vaya, ¡pero de lejitos!

La cigarra viuda

Dos cigarras se encuentran, una le pregunta a la otra:
-Mija, ¿y qué pasó con tu esposo que no lo volví a ver?
-¡Se lo fumaron hace un mes!

El cigarrillo mata

Benito le dice a la profesora:
-Profesora, mi papá se murió por el cigarrillo!
–Benito, ¿luego no me dijiste el otro día que lo había atropellado un carro?
-Si profesora, ¡pero es que iba para la tienda a comprar cigarrillos!

En qué se parece. Cigarrillo

¿En qué se parece la casa de un pobre al cigarrillo?
RTA. En que el cigarrillo tiene Nicotina. Y la casa del pobre: «Nicotina», ni tapete!

El color de la nicotina

Benito le dice a su papá un tanto preocupado:
-Papi, ya es bueno que dejes de fumar!
-Benito, yo nunca he fumado.
-Yo sé que últimamente andas fumando papá!
-Y no fumo Benito. Por qué dices eso?
-¡Porque yo he visto que tienes los calzoncillos amarillos por la nicotina!

Uno por otro

El consentido hijo, acostumbrado a las recompensas le pregunta a su padre:
-Oye papi, ¿qué me darás por cada libro que lea?
-¡Otro!