Chistes de iglesias

El secreto para no separarse

En la iglesia el pastor pregunta:
-Y dinos Miss República, ¿Cuál ha sido tu secreto para durar tantos años casada?
-No divorciarme.

La verdad duele

-Anoche el pastor me dijo algo bien feo.
-¿Qué te dijo?
-Me dijo la verdad.

La Biblia Gutenberg….

El bobo Tanainas le cuenta a un amigo sobre la limpieza de cosas antiguas que ha hecho en casa:
-El otro día boté muchas cosas antiguas de la familia, entre ellas, una Biblia vieja que había pertenecido a un tal… Gu… Gutem… ¡Ay! ¡No recuerdo!
-¿Gutenberg? ¡¿Botaste una Biblia Gutenberg?! En subastas se han llegado a pagar hasta cuatro millones de dólares por un ejemplar de estos!
-Pero esta no valía ni mil pesos porque estaba llena de anotaciones en todos los márgenes que había hecho un tal… un tal.. Lutero. Martín Lutero.

Véte y no peques más

La dulce niña escuchó atenta la predicación dominical donde Jesús le dice a la pecadora mujer “¡véte y no peques más!” Eso la conmovió tanto que se quedó pensando en las Palabras que dijo el nazareno al perdonar a aquella mujer.
En la noche, cuando intentaba dormir, un zancudo entró por la ventana y se posó en el brazo de la dulce niña que al verlo picándola decidió matarlo de una palmada, pero algo la detuvo. Recordó la predicación, así que solo sopló suavemente sobre el mosquito y mientras este se alejaba le dijo:
-Vete! ¡Y no piques más!

Enamorada por su hermosa voz

-Pastor, mi esposa se enamoró de mí por mi voz. ¡Eso no lo entiendo!
-¿Qué no entiendes?
-¡Que no me deja hablar!

El interés en el matrimonio

El pastor dice al novio:
-¿Quieres recibir a Gloria como esposa? ¿prometes serle fiel en las alegrías y en las penas? ¿en la salud y …
El hombre interrumpiéndolo dice:
-¡Gracias! !Sólo estaba mirando!

La mejor cita bíblica para la ex

Mi ex (con quien íbamos a la iglesia) me escribió la otra anoche que no podía conciliar el sueño. Le recomendé que leyera Isaías 48:22. No volvió a escribir nunca más. “No hay paz para los malos dice El Señor” Isaías 48:22.

Pensar como el Señor

En una consejería el pastor le pregunta a la atribulada esposa:
-Le está sentando bien a su marido eso de pensar: “¿Qué haría Jesucristo en este caso?”
-No mucho pastor, el otro día tuvimos un terrible problema y lo escuché decirse: “¿qué haría Jesus Cristo en este caso?”
-¿Y qué pasó?
-Se desapareció por tres días.