chistes de vendedores

Quiere dormir

-¿Qué quieres?
-Dormir más.
-¿Dormir más? te doy mir quinietas y no más.

Lo que hace la escasez

Ingresa a la tienda de abarrotes y le pregunta al señor tendero:
-¿Señor tiene azúcar?
-Recién se me acabó.
-¿Y harina tiene?
-¿Ayer se me terminó?
-¿Y arroz tiene?
-Recién vendí el último.
-Oiga señor, ¡usted no tiene nada de lo que le pido! ¡este almacén no vale nada! ¿y sabe qué más? ¡Váyase a freír espárragos!
-Lo lamento, ¡pero también se me acabó el aceite!

Serruchos y sierras

La hermosa chica entra a la ferretería y le pregunta al dependiente:
-Buenas tardes, ¿hay serruchos?
–¡Si señora!
–¿Y sierras?
–Por ahí a las seis ¿por qué? ¿a dónde me va a invitar?

Pastillas para la envidia

-Hola, buenas noches, ¿tiene pastillas para la envidia?
-Si, por supuesto…
-GGRRRRR ¡qué envidiaaaa!

Falta de memoria en la tienda

Al entrar a la tienda el hombre pregunta:
-¿Tiene pastillas para la memoria?
-Si
-Déme un purgante.
-Pero… ¡si me pidió para la memoria..!
-¡Deme 5 aspirinas dije!

Veneno para las cucarachas

En la tienda de abarrotes el cliente le pregunta al tendero:
-¿Me puede dar un frasco de veneno para matar cucarachas?
-¿Para llevar?
-¡Noooo! ¡Si quiere le traigo las cucarachas aquí a la tienda!

¿Qué habrá en aquella tienda?

-Señor, ¿Tiene carne?
–No.
–¿Tiene leche?
-No.
-¿Tiene azúcar?
-No.
-¿Tiene huevos?
-No.
–¿Entonces por qué no cierra?
-¡Porque no tengo puerta!

Camisa de cuello estrecho

En el almacén de ropa, el bobo Tanainas se queja con la señorita que lo atiende:
-¡Señorita! ¡Esta camisa está muy estrecha de cuello!
–¡Señor! ¡Esta metiendo la cabeza por un ojal!

El pan y la nuez

Los dos gaYoTapaos querían dejar de robar. Se metieron entonces de vendedores ambulantes, ahorraron un pequeño caudal de dinero con el que uno, (el malgeniado), compró pan de Aratoca y el otro compró Nuez de Aratoca. El malgeniado le advierte a su amigo:
-El pan de Aratoca se vende muy bien si es original, así que necesito que la gente sepa que es del bueno. No vayas a decir nada en contra o te pego.
-No. Yo no haría contigo algo así -contesta temeroso el otro GayoTapao.
Salen a vender. El malgeniado empieza a gritar por la calle:
-¡Pan de Aratoca!
El otro grita también:
-¡Nuez de Aratoca!
Y el malgeniado lo agarró a golpes.