Lo que hace la escasez

Ingresa a la tienda de abarrotes y le pregunta al señor tendero:
-¿Señor tiene azúcar?
-Recién se me acabó.
-¿Y harina tiene?
-¿Ayer se me terminó?
-¿Y arroz tiene?
-Recién vendí el último.
-Oiga señor, ¡usted no tiene nada de lo que le pido! ¡este almacén no vale nada! ¿y sabe qué más? ¡Váyase a freír espárragos!
-Lo lamento, ¡pero también se me acabó el aceite!