risa

Como Dios lo mandó al mundo

Un amigo le comenta a otro:
-Me estoy acostando a dormir como Dios me mandó al mundo.
-¿Desnudo?
-No. ¡Sin entender nada!

Un abogado en el cielo

Es conocido que en el cielo no se casan ni se dan en casamiento. Pero San Pedro quedó sorprendido cuando a su despacho ubicado en el cielo llegó una pareja con deseos de casarse. San Pedro intenta por todos los medios hacer que desistan de su idea pero aquella pareja está tan enamorada que San Pedro les aclara que será difícil encontrar una cura en el cielo.
Se tardan cien años en encontrarlo, (parece que allí son escasos) pero finalmente lo encuentran y la pareja contrae nupcias en  el cielo.
Pasan los años y la pareja acude nuevamente a la oficina de San Pedro porque no pueden vivir juntos, se odian, se tratan mal y quieren separarse. Así que San Pedro les aclara:
-A ver querida parejita. Entiendan: si nos costó cien años encontrar un cura aquí en el cielo, créanlo, ¡Encontrar un abogado nos va a costar un siglo!

El halago

-Creo que vales la pena.
-Gracias señora jueza. ¡Que bonito halago!

Buena defensa

Habían acusado a GayoTapao de haber matado a su padre y a su madre. Estaba frente al juez, pero le tocó un abogado defensor tan bueno y con tan vasta experiencia que al tomar la palabra en tono muy lastimero el experto en derecho dijo:
-¡Pido al jurado tener piedad para este pobre huérfanito!

¡Abajo el juez!

Muchos están haciendo alboroto en el juzgado así que el juez golpeando con su maso en la mesa advierte:
-¡Silencio! El próximo que vuelva a decir algo en contra mía lo echo inmediatamente a la calle!
En eso se escucha en el recinto una voz muy decidida:
-¡Abajo el juez!
Entonces el juez aclara:
-¡Eso no lo incluye a usted señor acusado!

Si amar es un delito

Le dice el acusado al señor juez:
-Señor Juez si amar es un pecado, ¡me declaro culpable!
-Cállese que Usted esta acá por manejar borracho!

Escoger la pena menor

Ante la evidencia del delito el juez le pregunta al acusado:
-¿Mató usted a la víctima?
-No señor juez.
-Le recuerdo que está usted bajo juramento, ¿Sabe cuál es la pena por perjurio?
-Sí, ¡Pero es que es mucho menor que por asesinato!

Colecta para el entierro de un abogado

Cosa rara pero en este chistes el abogado murió pobre, así que tienen que organizar una colecta de fondos por la calle. El pobre familiar del abogado le dice a una persona que pasa por la calle:
-Perdón que le moleste, ¿me podría regalar diez mil pesos?
-¿Diez mil pesos para qué?
-Para enterrar a un abogado
-¿¡Para enterrar un abogado!?… ¡tome le regalo cien mil, entierre a diez!

Trivia para abogados

Si tu estas perdido en una isla desierta con Adolfo Hitler, Osama Ben Laden y un abogado y tienes una pistola con solo dos balas, ¿qué haces?
-RESPUESTA: Le disparas al abogado dos veces.