Chistes de matrimonios

Hay que decirlo bien

-¿Qué tal me queda este vestido?
-Te esteriliza mucho.
-Querrás decir que me estiliza.
-Lo he dicho bien, ¡créeme!

Sin necesidad de esposa

Pastor, desde que mi esposa se fue soy un hombre fuerte, sin miedo a la vida. Ya no la necesito!
-Ok. ¿Y por qué has venido desnudo?
-¡Es que no sé dónde se prende la lavadora!

El vestido no tiene la culpa

La esposa le dice a su marido:
-¡Este vestido me hace ver gorda!
El hombre inmediatamente le responde:
-No metas al vestido en esto. ¡El no tiene nada que ver!

Conferencia sobre el alcoholismo

El policía detiene en horas de la madrugada a un borracho:
-¿Para dónde va usted señor en ese estado de ebriedad tan tremendo?
-Voy a escuchar una conferencia sobre la importancia de dejar de beber, del daño que el alcohol causa en las personas, de la pobreza que trae en la familias el beber alcohol.
-Caray señor, ¿Y quién puede dictar una conferencia así a estas horas de la madrugada?
-¡Mi esposa!

El verdadero amor no habla

Golpean a la puerta de la casa del borracho: 
-¿Quién es?
-¡El Amor de tu vida.!
-¡Nah! ¡Mentirosa! ¡La cerveza no habla!

Las campanadas del reloj

-Compadre, ¡ayer llegué a mi casa a las 12  y mi mujer me daba un garrotazo por cada campanada del reloj!
-¿Y qué vas a hacer hoy compadre?
-¡Llegar a la una!

En dónde pasa las noches la esposa

Sentados a la barra del bar los dos borrachos conversan:
-¡Por fin descubrí en donde pasa las noches mi esposa compadre!
-¡Hijole! ¿Dónde compadre?
-En la casa, ¡anoche dormí allá!

El león atrevido

Corriendo el niño le dice al papá que lee tranquilamente el periódico en la sala:
-Papá! ¡un león se metió a la habitación de mi mamá!
El papá sin inmutarse le dice al hijo:
-No te preocupes hijo, ¡Los leones saben como defenderse!