En clase de anatomía

En clase de anatomía la profesora le dice a Benito:
-Benito dame tres órganos del cuerpo que empiecen por la letra S…
-Con gusto profesora! Los Sojos, las Sorejas y las Samígdalas!

Compártelo con alguien más

Tags: , ,

También te puede interesar:

La disciplina a un niño

-Benito, ¡te disciplino porque te amo!
–Si, ¡pero parece que me amas más que mis hermanos!

Número atómico del bromo

En clase de química la maestra le pregunta al alumno Benito:
-Benito, ¿cuál es el número atómico del Bromo?
–Profesora, el número atómico aún no me lo sé, ¡pero tengo el Facebook! ¿le sirve?

Benito pregunta por una cosa y lleva otra

Benito siempre al ir a la tienda tenía una fea costumbre: preguntaba por una cosa pero llevaba otra. Por ejemplo, un día decía:
-Señor tendero, ¿tiene sal?
-Si Benito.
-Entonces deme dos barras de pan.
Cualquier otro día regresaba y preguntaba:
-Señor tendero, ¿tiene leche?
-Si Benito.
-Déme dos kilos de azúcar.
Un día el tendero, cansado de esa fea actitud decide ir a la casa de Benito y hablar con su papá:
-Mire señor, su hijo Benito siempre viene y me pregunta por una cosa pero termina pidiendo otra y eso ya me tiene cansado.
El papá de Benito le contesta:
-¡Qué vaina! disculpe usted. ¡Ahora mismo voy, me quito la correa y le doy dos escobazos!

Una pregunta a la pregunta de la profesora

En clase de historia la profesora le pregunta a Benito:
-Benito, ¿Qué edad tiene una persona que nació un año después de la primera guerra mundial?
-Profesora, ¿Hombre o mujer?

¿Cómo hacen los gatos?

-¡Mami! ¿Los pollos maúllan?
-No hijo, los pollos no maúllan.
-Entonces,  ¡el gato esta en el horno!

Pregunta…

La mamá le pregunta a Benito:
-Benito, ¿Cómo te fue en el examen?
-Mamá, ¡Con tal de que haya salud lo demás está bien!

No existe

El hermano mayor de 16 años le dice a su hermanita de tan solo 6:
-Tonta, ¡Los Reyes Magos no existen!
-Tonto ¡Y los Advengers tampoco!

Perro tuerto…

Benito entra corriendo y le dice a su mamá:
-Mamá, ¡he visto un perro con un solo ojo!
–¡Pobrecito!, ¿estaba tuerto?
-No, ¡es que me he tapado el otro!

Cuántos ojos tenemos

La profesora le pregunta a Benito:
-Benito, ¿cuántos ojos tenemos?
-Cuatro profesor!
-No. Benito, tenemos dos.
-No profesora, porque usted preguntó cuántos ojos tenemos, ¡y usted y yo tenemos dos ojos cada uno!

La carrera de peces

Se organizó en el lago una carrera de peces. Mamá pescadita hace barra por bebé pececito que va de primero en la carrera, pero, casi llegando a la meta bebé pez se detiene. Mamá pez le pregunta:
–¿Por qué te detuviste hijo?
-¡Es que mami, me dio sed! -contestó bebé pez-

La película donde aparece Juanes

  • Primera escena:: Un pollito rezando.
  • Segunda escena: El mismo pollito rezando.
  • Tercera escena: El mismo pollito rezando.
    ¿Nombre de la película?
    «A Dios le pio.»

Cómo hacer un buen café – chiste

La profesora les pregunta a sus alumnos acerca de los colores:
-A ver pepito, dígame cómo se hace el color púrpura:
-Profesora el color púrpura se hace mezclando un poco de rojo y azul.
-Muy bien! A ver tú Jaimito, ¿cómo se hace el verde?
-Profesora el verde se hace mezclando el azul con el amarillo.
-Muy bien. A ver Benito, dime: ¿cómo se hace el café?
-Profesora, ¡el café se hace mezclándolo con leche y azúcar!

¿No cabo o no quepo?

-Papi, ¡no cabo!
-Benito, no se dice cabo, ¡se dice quepo!
-¡Bueno al fin y al quepo me entendiste! ¿no?

¿Cómo se llamas los animales que comen de todo?

La profesora le pregunta a Benito:
-Benito, dígame: ¿cómo se llaman los animales que comen hierbas?
-Los herbívoros.
-¿Y los que comen carne?
-Los carnívoros. 
-¡Muy bien! ¿Y los que comen de todo?
-¡Los ricos!

Chiste del gato

Le preguntan a Benito:
-Benito ¿Por qué te dicen gato?
-No sé, ¡miaauu-buelita me lo puso!

El Chavo del ocho

-Mami, mami; ¡en el colegio me dicen el Chavo del 9!
-Se dice Chavo del 8.
–¿Y yo que dije?
-Chavo del 9.
–¿Y cómo es?
-Chavo del 8
-Y yo qué dije…

Preguntas acerca de las verduras

¿Cuál es la verdura que hay que darle a los pollitos para que hagan más ruido?
-¡El A-pio-pio!

¿Qué es lo peor de encontrarse un gusano en un pepino?
-¡Encontrarse medio gusano!

Las salchichas en el asador

Estaban dos salchichas en el asador de salchichas dando vueltas. Una le dice a la otra:
-Oye, ¡qué calor tan terrible el que hace!
Y la otra respondió aterrada:
-¡Oh my Gad! ¡una salchicha que habla!

¿Dónde se fabrican las nubes?

Al ver una fábrica que votaba grandes cantidades de smog por las chimeneas la niña Cachumbos le dice a su mamá:
-¡mira mamá..! ¡aquí es donde fabrican las nubes!

Cómo secar a un gato

Benito viene llorando por el parque. Al encontrarse con su abuelo este le pregunta:
-Benito, ¿Por qué lloras?
-Es que se me murió mi gato! ¡Buaahhh!
-¡Pero claro! ¡como no se te iba a morir el gato si bien claro te advertí que no lo bañaras en la lavadora!
-No, ¡pero el gato no se murió cuando lo lave en la lavadora!
-¿Ah no? Y entonces, ¿Cuándo se murió el gato?
-¡Cuando lo sequé en el horno microondas! ¡Buahhh!

¿A qué fue a la tienda?

Benito llega feliz de la tienda y le dice a su mamá:
-Mami, ya regresé de la tienda y compré lo que me pediste.
-¿Y para qué ese jabón?
-Tú me dijiste que trajera Palmolive.
-¡Pan Molido! ¡Pan molido!

¿De dónde vienen los bebés?

Rumualdo le dice a Benito:
-Benito, yo ya sé por donde vienen los niños al mundo.
-¿Por dónde Rumualdo?
-¡Los trae la cigüeña!
-¡No sea mentiroso!… ¡Yo si sé!
-¿De dónde Benito?
-¡Se bajan por Internet!

El entierro del pececito

El vecino al llegar a su casa se da cuenta que Benito, en la casa de al lado cava un hoyo de más o menos medio metro mientras no para de llorar. Esto le llama la atención así que le pregunta al niño:
-Benito, ¿Qué haces?
-Aquí, ¡enterrando a mi pececito dorado!
-Pero Benito, para enterrar a tu pececito dorado no necesitas hacer un hoyo tan grande. ¿Dónde está el pececito?
-¡Dentro de la barriga de su desgraciado gato!

El chiste de los dulces

Benito le pregunta al tendero:
-Señor tendero, ¿cuánto cuestan esos dulces?
–Benito: uno $200, dos $150
–¡Me hace el favor y me vende el otro!

Súperman

-Mamá, ¡en la escuela me dicen Superman!
-¡Ay Benito! ¡Otra vez te pusiste los calzoncillos encima de los pantalones!

¿Cómo se escriben los números en inglés?

En clase de matemáticas el profesor le pide a Benito…
-Benito, escriba 10 en inglés Benito…
El niño escribe: “Ten”
-Ahora cien…
Entonces Benito escribe “Teen”
-¿Y mil?
El niño convencido escribe: “Teeen”
-Siéntate Benito!
-Profesor, ¡si quiere le escribo un millón antes de sentarme!

¿Verdura o fruta?

El tomate vecino de la espinaca estaba esperando el bus. Llega la espinaca y le pregunta:
-¿Desde cuándo espera?
El ofendido tomate le dijo:
-Nunca he sido pera, ¡siempre he sido tomate!

Chiste del zorro y el perro

El zorro americano corría a gran velocidad persiguiendo a su presa. En una curva se estrelló de frente con el perro colombiano. Los dos caen rodando por el piso. El zorro americano, que ha tenido la culpa del accidente le dice al perro:
-!Im sorry!
El perro colombiano responde:
-¡Im Perry!

Como construir un cañón

Pregunta, pregunta, pregunta

¿Cómo se construye un cañón?
-Fácil, se coge un hueco y se va recubriendo.

Preguntas indiscretas

Benito le pregunta a su mamá:
-Mami, ¿tú sabes lo que es una pregunta indiscreta?
-Si Benito es algo que no se puede contestar fácilmente.
-Mami, ¡entonces el examen de hoy en la escuela estaba lleno de preguntas indiscretas!

Ni tanto…

Va a visitar a su amigo, cuando entra a la casa ve que está jugando ajedrez con su perro así que admirado dice:
-Oye, este perro es inteligentísimo, ¡juega al ajedrez!
Sin inmutarse el dueño del can contesta:
–¡No creas!, le he ganado 3 partidas de cinco!

Extrañando a mamá

La aburrida hija le dice a su papá a la hora del desayuno.
-Papá, ¡no sabes cuánto extraño a mamá!
-No creo que sea para tanto hija. ¿Le echo más agua de panela a tus cereales?

Chiste de caperucita

Pinocho le preguntó a Caperucita:
-Oye Caperucita, ¿por qué últimamente no sales a rumbear?
-No, ¡es que ando en otro cuento!

El mejor sabor del helado

A la heladería donde venden unos helados muy deliciosos Benito entra y le pregunta al heladero:
-Señor heladero, ¿Tiene helados de coco?
-Si Benito.
–¿Y no le da miedo?

¿Qué hora es?

-Mamá, ¿Qué hora es cuando el reloj da 5 campanadas?
-La hora sería las cinco.
-¿Y si dan 10 campanadas?
-La hora son las diez hijito.
-¿Y si dan 12 campanadas?
-La hora son las doce, hijo.
-¿Y si dan 14 campanadas?
-Entonces, ¡sería hora de mandarlo a arreglar!

El chiste de la cuchara

El tenedor y el cuchillo están parados en la calle cuando ven pasar muy oronda a la cuchara que no paraba de caminar muy sexy. Entonces el cuchillo le dice al tenedor:
-Voy a llamarla para invitarla a salir…
Entonces le grita:
-¡Cuchara! ¡cuchara!
Como la cuchara no voltea a mirar entonces el cuchillo decide gritar con más fuerza:
-¡Cuchara!! ¡cuuucharaaaaa!
Como la cuchara no voltea a mirar y sigue caminando engreída el cuchillo le dijo al tenedor:
-¡Parece que no “es-cuchara!”

Obedecer la señal de tránsito

Parada en la puerta de la escuela la preocupada profesora le pregunta a Benito…
-Benito, ¿Por qué siempre llegas tarde?
–Profesora Por la señal de tránsito de la esquina que dice: “Despacio Escuela!”

Cubitos de azúcar

Benito le dice a su mamá:
-Mami, ¿Me le echas otro cubito de azúcar a mi café?
-Pero Benito, ¡ya te he echado tres cubitos antes!
-Si mami, ¡pero es que se me disuelven!

Balbuceando

El niño que casi no habla le cuenta a un hombre en la calle que Chicho sufrió un accidente en su bicicleta:
-¡Cheñor, cheñor, Chicho che cachó che la bichicleta!
-¿Qué Chicho?
-¡No chicho nada!

Pregunta sobre Kung fu

¿Qué dijo Bruce Lee cuando lo llamaron Kung fu?
RTA: -«Kung fun-da» ¡pero no ofenda!

Bolitas para adivinar

Iba gritando por la calle Benito:
-¡A la orden! ¡Bolitas para adivinar! ¡cómprenme la bolitas para adivinar!
Un hombre se le acerca y le compra. Cuando se la va echar a la boca reacciona y le dice al niño:
-Benito! ¡pero esto es una bolita de mocos!
-¡Otro que adivina!

Mujer problemática

-¡Tengo que dejarte porque tú solo me das problemas!
-¡Pero si soy tu profesora de Algebra!
-¡Y sigue!

En qué se parece. Cigarrillo

¿En qué se parece la casa de un pobre al cigarrillo?
RTA. En que el cigarrillo tiene Nicotina. Y la casa del pobre: «Nicotina», ni tapete!

El señor del pelo rojo

Era la primera vez que Benito veía un señor con el pelo rojo. Le dice a su mamá señalándolo:
–Mira mami, ¡un señor ardiendo!

¿Dónde vive Ironman?

Le preguntan a un hombre en la calle:
-Disculpe, ¿Usted sabe dónde vive Iron Man?
El hombre responde:
-¡I don’t no!

Despertar la envidia de los vecinos

Benito grita desde el comedor de la casa:
-Mami, ¿Otra vez Langostinos al ajillo de almuerzo?
-¡Dígalo más duro Benito!
¿Otra vez Langostinos al ajillo de almuerzo?
-No. ¡Dilo más duro!
–¿¡OTRA VEZ LANGOSTINOS APANADOS AL AJILLO PARA EL ALMUERZO!?
-Ahora si. Ya escucharon los vecinos. ¡Ahora siéntate y cómete las lentejas con arroz que hice para el almuerzo!

Cómo se dice…

Benito le dice a su mamá:
-Mamá, mamá, tírame sopa en mi plato.
La mamá le reconviene:
-Benito, no se dice tírame, ¡se dice sírveme!
En la noche el niño vuelve a cometer el mismo error y le dice a la mamá:
-Mamá, mamá tírame la milanesa.
-Ya te dije Benito, no se dice tírame, ¡se dice sírveme!
En la noche Benito llega corriendo muy preocupado y le dice a su mamá:
-¡Mamá! ¡mamá! ¡Mi hermanito se sirvió por la ventana!

Historia de amor entre verduras

Que había una vez un tomate que se enamoró perdidamente de una cebolla cabezona. Su amor fue creciendo hasta el punto que se casaron. Como en todas las parejas, al poco tiempo tuvieron un hijo. …Pero les nació “guiso»

Se vende burro

Benito le dice a su papá:
-Papá ¡vinieron a preguntar si aquí vendían un burro!
-¿Y qué les dijiste hijo?
-¡Que tú no estabas!

Cómo evitar las arrugas

Benito le pregunta a su mamá:
-Mamá, mamá, ¿por qué metes el pijama debajo de la almohada?  
-Para que no se arrugue.
-¿Y por qué no metes también a la abuela? 

Apostar por la educación

En clase de español la profesora les dice a los niños:
-Niños, como les había dicho ayer hoy es la clase de deletreo. Quiero que el niño que nombre se ponga de pie y me deletree la profesión de su padre y luego me diga que haría si estuviera aquí. El primero será Pepito. A ver Pepito, deletréanos la profesión de tu papá y qué haría si estuviera aquí:
Pepito se pone de pie y dice:
Profesora, mi papá es panadero: P-a-n-a-d-e-r-o y si estuviera aquí les daría a todos mis queridos compañeritos una generosa tajada de pan.
-Muy bien Pepito. Ahora tú Juanita, deletréanos la profesión de tu papá y dinos que haría si estuviera aquí.
Juanita poniéndose de pie dice:
-Profesora, mi papá es carpintero: c-a-r-p-i-n-t-e-r-o, y si estuviera aquí haría un muebles para que todos mis compañeritos de clase pudieran disfrutarlo.
-Muy bien Juanita -dice la profesora- ahora Jaimito, deletréanos la profesión de tu padre y dinos que haría si estuviera aquí.
Se pone de pie Jaimito y dice:
-Profesora, mi papá es electricista: e-… e-l-… eh… amm.. ¡No puedo!
Teniendo un como de conmiseración con el niño la profesora le dice:
-No hay problema Jaimito, siéntate y ahora más tarde lo intentas de nuevo. A ver Benito, tú, dinos en qué trabaja tú papá y si estuviera aquí qué haría.
Benito se pone de pie y dice a los presentes:
-Profesora mi papá es apostador: a-p-o-s-t-a-d-o-r y si estuviera aquí apostaría cien mil pesos a que Jaimito no va a ser capaz de deletrear electricista!

Véte y no peques más

La dulce niña escuchó atenta la predicación dominical donde Jesús le dice a la pecadora mujer “¡véte y no peques más!” Eso la conmovió tanto que se quedó pensando en las Palabras que dijo el nazareno al perdonar a aquella mujer.
En la noche, cuando intentaba dormir, un zancudo entró por la ventana y se posó en el brazo de la dulce niña que al verlo picándola decidió matarlo de una palmada, pero algo la detuvo. Recordó la predicación, así que solo sopló suavemente sobre el mosquito y mientras este se alejaba le dijo:
-Vete! ¡Y no piques más!

A mi no me metas en esto

-Mamá, ¿recuerdas que tú me ayudabas a hacer las tareas?
-Si.
-¿Y las carteleras?
-Si.
-¿Los mapas, los experimentos y ejercicios?
-¿Si por qué?
-Cucha, ¡nos tiramos el año!

La noticia

-Papá, me ha dicho un amigo de la escuela que en su casa, es su papá quien lava los platos.
-Benito, si le vas a tu mamá con esa noticia, ¡te quedas castigado!

Cómo timbrar en la casa

Benito está intentando timbrar en la casa. Estira sus pies pero nada que alcanza el timbre. Justo en ese momento pasa un anciano de una avanzada edad que casi ni puede caminar por sus muchos años. El abuelo quiere ayudar al niño así que muy amablemente timbra, luego de lo cual el niño le dice:
-¡Ahora sí anciano, ¡a correr porque aquí sale un perro grande y bravo!

Evitando líos judicionales

En clase la profesora le pregunta a Benito…
-Benito por qué no dibujaste el mapa del libro en el cuaderno?
-Profesora para evitarme líos judiciales.
-¿Líos judiciales? No entiendo.
-Si profesora, es que en el libro decía: “Prohibida la reproducción!”

Chistes de gatos en qué se parecen…

¿En qué se parece un gato a una escopeta?
¡En que los dos tienen gatillo!

¿En qué se parecen los borrachos y los gatos? 
En que nadie sabe como, ¡pero siempre regresan a casa!

-Cuál es el animal que es doblemente animal?
-El gato, porque es gato y «araña»

¿Quién es la secretaria de Batman?

Cuando Robin entró por primera vez a la Baticueva, Batman decidió no ocultar ninguno de los detalles de su secreta vida como super héroe.
Aquel día le mostró las Bati-habitaciones, las Bati-armas, Las bati-motos y los diferentes modelos de los Batimóviles que eran auxiliados y orientados por la Bati-compuadora que a su vez era operada por una mujer. Ese fue el secreto que más le llamó la atención a Robin. No sabía que Batman tenía una secretaria que le manejaba sus asuntos personales.
La vio emerger del fondo de la Baticueva. Era bien fea y mal vestida lo que le hizo extrañarse aún más. Batman se la presentó. Le dijo:
-Ella es mi Bati-secretaria Robin.
La fea mujer le extendió la mano y se presentó:
-Mucho gusto Robin. !Yo soy Bati-La-Fea!

Disculpa para no ir a clase

En clase de la escuela el niño Benito le dijo a la profesora:
-Maestra no sé si podré venir a clase mañana.
-¿Por qué Benito?
-Estoy a punto de ser hermano.

Los tomates en la nevera

Dos tomates están dentro de una nevera (refrigeradora) donde hace mucho frío. Un tomate no para de temblar así que se voltea y le dice al otro:
-Oye, ¡Qué frío tan tremendo hace aquí!
El otro tomate se voltea y dice:
-Oh! ¡No puede ser! ¡Un tomate que habla!

La mejor «venganza»

Llega del colegio Benito llorando. Su mamá preocupada le pregunta:
-¿Por qué lloras Benito?
-¡Porque me estaban pegando en la escuela! ¡Inf!
-¿Y no te vengaste?
-¡Si! ¡Donde no me venga me matan esos desgraciados!

Chistes de: «Había una vez» 2

  • Que había una vez una paloma que era mensajera… pero con el tiempo ya fue gerente!
  • Qué había una vez un marciano tan bonito y tan perfecto, que era una verdadera obra de “Marte”
  • -Había una vez un pollito que respiraba por la cola, se sentó y se ahogó

-Había una vez un pollito que respiraba por la cola, se sentó…
-Si. Ya sé, ¡y se ahogó!
-No, ¡porque la silla estaba rota!

Qué son los decimales

La profesora le pregunta a Benito:
-Benito ¿qué piensas de los decimales?
-Que aguantan mucho frío cuando están fuera del iglú!

La verdadera definición de arte

La profesora le pregunta a Benito:
-Benito, ¿Qué es el arte?
-Profesora helarte es lo que te pasaría si sales ahorita a la calle!

Cuando quiere…

El turista americano entra a una tienda de mascotas. Se interesa por un perro, así que le pregunta al paisa por el:
-¿Disculpe? ¿cuánto valga este perro?
-Este perro vale dos millones de pesos
-¡Wow! ¿y por qué tan caro?
-Porque este perro solo tiene un defecto, pero cuando quiere pinta la casa, cuando quiere cuida los niños, cuando quiere espanta las cucarachas, cuando quiere repara los electrodomésticos. Solo tiene un defecto que..
-¡No diga más! ¡lo llevo!
El americano paga el dinero y se lleva el perro contento. A las dos cuadras le ataca la suspicacia y se devuelve, entra a la tienda de mascotas y le pregunta al paisa:
-Oye paisa, dijiste que el perro solo tiene un defecto. ¿Cuál es?
-Ah, ¡que nunca quiere!

Mezclar los colores

En clase de la escuela la profesora está enseñándoles a los alumnos de su clase como lograr nuevos colores a través de las mezclas. Juanita dice:
-Profesora, el color púrpura mi papá lo logra mezclando el azul y el rojo!
-Muy bien Juanita -dice la profesora- ¿quién más tiene otra mezcla?
Rumualdo levanta la mano y dice:
-Profesora, mi papi logra el verde mezclando el azul y el amarillo.
-Muy bien Rumualdo. ¿Alguien más? A ver tú Benito…
-Profesora, mi papá es más verraco que el papá de Juanita y Rumualdo porque agarra el arco y la flecha y hace «blanco».

Conversación luego del examen

-¡Qué bien! ¡Terminé el examen de primero!
-¿Y qué respuestas pusiste en los problemas de atrás?
-!Uy! ¿Habían preguntas atrás?

La cigarra viuda

Dos cigarras se encuentran, una le pregunta a la otra:
-Mija, ¿y qué pasó con tu esposo que no lo volví a ver?
-¡Se lo fumaron hace un mes!

Alumno viajero

La profesora en clase de geografía explica en el salón:
-La tierra se mueve 2.6 millones de Kilómetros al día.
Benito la interrumpe:
-Profesora entonces anoche yo no estuve acostado en al cama durmiendo, ¡Lo que estuve fue viajando!

¿Cómo se siente maestro?

En clase de la escuela, el maestro le pregunta a Benito…
-Benito, ¿usted no sabe a qué edad se  muere un burro?
-¿Por qué profesor? ¿se siente mal?

La importancia de hablar dos idiomas

El gato persigue al ratón por toda la casa. No logra alcanzarlo pues el roedor ingresa a su escondite rápidamente. El felino se queda afuera esperando a que el ratoncito salga pero el roedor no lo hace, así que el gato decide ladrar como un perro:
-¡Guau! ¡Guau!
El ratón al oír aquello piensa «Ya se tiene que haber ido el gato cazador porque afuera escucho al perro, voy por otro pedazo de queso»
Al salir, el gato se lo traga de un solo tarascazo. Mientras el gato se limpia los bigotes dice para si mismo:
-¡Hoy en día el que no sepa hablar más de un idioma se muere de hambre!

Toro y su percepción

El llanero solitario y su inseparable amigo Toro, van en sus caballos por el desierto. Al llegar a una duna casi sin rastro, El llanero le pide a Toro que descienda del caballo y busque una pista que conduzca a encontrar los forajidos. Toro se apea del caballo y luego de poner la oreja en el piso le dice al enmascarado:
-¡Dos búfalos pasar por aquí, hace poco tiempo, ir con rumbo norte!
Al ver la capacidad de tiene el indio de decir eso con solo poner la oreja en el piso, el llanero le felicita:
-¡Increíble Toro!, ¡solo pones la oreja en el piso y ya con eso sabes que han sido búfalos que no andan muy lejos! ¿Cómo haces para tener ése don de la interpretación?
El indio contesta con tristeza:
-¡Porque haber metido la oreja en caca de búfalos!

El verdadero desayuno continental

Al niño pobre le preguntan:
-Pepito, ¿Cuál es el desayuno continental?
-Profesora, ¡Los que comen los niños ricos del otro continente!

Matemática entre hermanos

En clase de religión a profesora le pregunta a Benito:
-Benito, si tienes 3 chocolates y tu hermana te quita dos, ¿qué te queda?
-Profesora, ¡me queda la mano ardiendo de la cachetada que le doy a la ladrona esa!

El chiste de las tormentas y las anclas

En clase de español la maestra le pregunta a Benito:
-Benito, ¿Usted que haría si siendo el capitán de un barco se le presenta una tormenta?
-Señorita, yo tiro el ancla.
-Si. Pero digamos que se presenta otra tormenta!
-Pues… yo tiro el ancla!
-Pero ¡Se presenta otra tormenta!
-ahh!… yo tiro el ancla!
-¿Pero y si se presenta otra tormenta?
-Yo tiro el ancla!
-Bueno, ¿Usted de dónde saca tantas anclas?
-Pues, ¡De donde usted saca tantas tormentas!

El color de la nicotina

Benito le dice a su papá un tanto preocupado:
-Papi, ya es bueno que dejes de fumar!
-Benito, yo nunca he fumado.
-Yo sé que últimamente andas fumando papá!
-Y no fumo Benito. Por qué dices eso?
-¡Porque yo he visto que tienes los calzoncillos amarillos por la nicotina!

La curiosidad mató al gato

No para de hacer preguntas el niño Benito, una tras otra, sin parar, hasta que su mamá bastante cansada del niño le grita:
-¡Ya Benito! ¡Basta! No quiero que hagas más preguntas! recuerda, ¡la curiosidad mató al gato!
-Mami…
-¿Hum?
-¿Y qué era lo que quería el gato?

Un perro en cine

Aterrado el amigo porque su vecino ha llevado al perro a ver cine. El can no deja de mover la cola emocionado por las escenas de la película, así que el aterrado hombre le dice:
-¡Increíble que tu perro entienda y se entretenga tanto con la película!
-Si, ¡yo también estoy aterrado porque cuando leyó el libro no se emocionó tanto!

¿Súper qué?

– Hola, quiero ingresar a La Liga de la justicia
-¿Qué poder tiene?
– Tengo 45 años y sigo viviendo en la casa de mis papás
-Pasa, tú serás ¡Superman tenido!

¿Cómo se llama el que ayuda a los pobres?

La profesora le pregunta a Benito:
-Benito, ¿Cómo se dice bien en inglés?
-Profesora: “good”
– Correcto, ¿Y el que ayuda a los pobres y hace el bien?
-¡Robin good!

Chistes de: «Había una vez…»

  • Una vez iba un barquito de vela… ¡y se apagó!
  • Había una vez una gomita que se comió otra gomita y se “gomitó”.
  • Que una vez fue un mago a una piscina y… ¡nada por aquí! y ¡nada por allá!
  • Había una vez dos mazorcas tiernas, tiernas. ¡Tan tiernas que se abrazaron!

Qué se debe hacer con las papas

El profesor le pregunta a Benito:
-Benito, ¿Qué debo hacer para repartir 7 papas entre 6 seis personas?
-¡Puré de papa profesor!

Ir por el cochino

La mamá le pide a Benito ir a la carnicería a comprarle dos kilos de cochino para el almuerzo. El niño sale contento para la carnicería. El carnicero está ocupado terminando de moler una carne. Cuando acaba se da cuenta que Benito se está sacando los mocos así que le dice:
-¡Cochino!
El niño responde;
-Si. ¿Me da dos kilos?

Pregunta Benito…

Aterrado Benito le pregunta al señor calvo:
-Señor, ¿Usted se lava la cara?
-Claro niño
-Y ¿cómo sabe dónde termina?

El chiste del señor oso

Una vez iba el señor oso por el camino del bosque dando una caminata. De pronto se encontró con el conejo quien le preguntó:
-Señor oso, ¿es verdad que usted tiene una lista de sus víctimas?
-¡Sí, es verdad!-contestó el oso
–¿Y en esa lista estoy yo?- preguntó  el conejo.
-¡Sí! ¡en esa lista estás tú!- contestó resuelto el oso.
–¿Entonces me vas a comer?- Nuevamente preguntó muy tímido el conejo.
-¡Si te voy a comer!
Fue entonces cuando el oso se comió al conejo.

Siguió caminando por el bosque el señor oso cuando se encontró con el señor burro. El señor burro le preguntó al señor oso:
-Señor oso, ¿es verdad que usted tiene una lista de sus víctimas?
-¡Si es cierto!- respondió el señor oso-
–¿Y en esa lista estoy yo?- preguntó con miedo el señor burro.
-¡Si en esa lista estás tú!- contestó el señor oso.
–¿Y entonces me vas a comer?- preguntó el señor burro aún con más miedo.
-¡Si te voy a comer!- respondió el señor oso y se comió al señor burro.

Continuó por el sendero el señor oso hasta que se encontró con la señora jirafa quien al verlo se asustó mucho. La señora jirafa entonces le preguntó:
-Señor oso, ¿es verdad que usted tiene una lista de sus víctimas?
-¡Si, es verdad!- respondió el señor oso mientras se tragaba deseoso su saliva.
–¿Y en esa lista estoy yo?- preguntó con mucho miedo la señora jirafa.
-¡Si en esa lista estás tú!- contestó el oso mientras se saboreaba.
–¿Y entonces me vas a borrar de esa lista?-Preguntó con más miedo la señora jirafa.
-¡Si te voy a borrar!- respondió el señor oso. ¡Y la borró!
Fin del chiste.

¡Extra! ¡Extra!

Benito vende periódicos por la calle. Vienes gritando:
-¡Extra! ¡extra! cuarenta y ocho personas estafadas en un día! ¡extra! ¡extra!
Un hombre al escuchar aquella noticia le compra el periódico. Benito ahora de aleja gritando:
-¡Extra! ¡extra! ¡cuarenta y nueve personas estafadas en un día!

Menú