La película de la pobreza

Un poco mal vestidos la familia llega hasta la taquilla. El padre le pregunta al taquillero:
-¿Me vende dos entradas al teatro?
-¿Para Los Miserables?
-Mire, somos pobres, ¡pero respétenos!