Perro tuerto…

Benito entra corriendo y le dice a su mamá:
-Mamá, ¡he visto un perro con un solo ojo!
–¡Pobrecito!, ¿estaba tuerto?
-No, ¡es que me he tapado el otro!

¡Comparte con tus amigos!