Yo me sabo un cuento…

Que una vez un tigre se comió un jabón… ¡Y ahora es-puma!