Puntualidad al pagar las deudas

Decía el descarado:
¡Soy tan puntual en mis negocios que si no puedo pagar una deuda a tiempo, prefiero no cancelarla!