Un verdadero mariscal de campo

-¿A qué te dedicas?
-¡Soy Mariscal de campo!
-¿Juegas fútbol americano?
-No, ¡vendo mariscos a la salida del estadio!