Pa’l perro…

Al terminar de almorzar en el restaurante, el papá de la familia pobre se da cuenta que ha sobrado algo de comida así que le dice al mesero:
-Caballero, me echa lo que sobró en una caja por favor? Es para dársela al perro..
Benito se entusiasma entonces y dice:
-¡Uy que chévere! ¡me van a comprar perro!

¡Comparte con tus amigos!