Hacer como los gatos

-Doctor, tengo un problema, ¡me duelen los riñones!
–¿Has miao?
–¡Miau!
-¡NO! ¡que si ha orinado piedras!