Un club particular

-¿Es aquí el club de los despistados?
-Señor, ¡esta es la tienda!