El atracador pobre

El asaltante le sale al encuentro a la señora con una pistola falsa:
-¡Quieta ahí señora! ¡Déme la cartera o le disparo!
La señora se da cuenta que la pistola es falsa así que le dice:
-¡Pero esa pistola es de agua!
-¡Ah bueno! ¡Entonces deme la cartera o la mojo!