La ley de todo abogado

En la universidad, el profesor de derecho les dice a sus alumnos: “Recuerden muchachos, lo más importante cuando se es abogado es saber muy bien que algunos casos se ganan y otros se pierden, ¡pero en todos se cobra!