Un chico te pide el número de celular

-Oye, ¡dame tu número!
-¿Pero así nada más? ¿sin si quiera tomarnos un café?
-Caballero, ¡si no me da el número no puedo hacerle la recarga al celular!