Un amor llevado al límite

Decía el esposo a su amada en tono romántico e irónico a la vez:
-¡No sabes cuánto te amo mi amor!
¡Pero estás abusando si crees que voy a permitir que desenchufes mi celular para poner a cargar el tuyo!