Chistes de locos

Loco el que crea que puede pasar de largo sin detenerse a reír con los chistes de locos que se han sacado de la enorme colección de José Ordóñez y Ordóñese De La Risa.

La cable…

-Doctor, ayúdeme con el problema de mi esposa
¿Qué le pasa?
-Es que se cree cable!
¿Se cree cable? ¿Y usted qué ha hecho?
-¡Seguirle la corriente!

Obvio…

¿Qué hace aplaudiendo como loco?
-Espantando todos los unicornios que hay.
-¡Pero si no hay ninguno!
-¡Obvio! ¿No ve que ya terminé de espantarlos?

La bipolaridad…

En una protesta por la calle un grupo de afectados mentalmente gritan:
-¿Que queremos?
– ¡La cura para la bipolaridad!
-¿Cuándo la queremos?
-¡Ya no la queremos!

El jardinero…

Un tanto curioso el médico psiquiatra le pregunta a una de las enfermeras del hospital:
-Enfermera dígame, Cómo está el enfermo de la habitación 306?
-Pues doctor, mal. Ahora se cree jardinero y se la pasa hablando de plantas de flores y rosas…
¿Delirios?
-No, ¡De rosas y otras flores!

El manguera…

Preocupada la señora le dice al médico psiquiatra:
-Doctor, ayúdeme. ¡Es que mi marido se cree manguera! ¿Qué hago?
-No se preocupe, no le va a afectar mucho pues ya se le pasara.
-Lo sé doctor, ¡Pero es que ya me cansé de prestárselo a las vecinas!

Chistes cortos de locos

Que había una vez un loco de remate… ¡y gol!


El doble…

El paciente muy afectado le pregunta al psiquiatra:
-¿Qué tengo doctor?
-Síndrome de doble personalidad
-¿Y yo?

Habladurías…

-Doctor, ¡mis hijos hablan con las plantas!
-Eso no tiene nada de malo.
-Si pero, ¡es que les hablan muy mal de mí!

El peligro…

Un loco cuando ve que va saliendo del hospital otro loco, al que le han dado salida pues supuestamente ya está bien, le dice:
-Ten cuidado hermano. Sé que te curaste de la locura, ¡pero allá afuera en la calle hay muchos peligros!
A lo que el loco que va saliendo le dice:
-¡Yo no tengo miedo porque como soy invisible!

 



Frases chistosas de locos

  • Lo mejor que le puede pasar a un loco es que lo pongan a declarar en un juicio.
  • Hoy sería Juana la normal.
  • Más vale loca firme que cuerda floja.
  • Napoleón estaba loco… ¡no se creía Napoleón!
  • Yo no sufro de locura, la disfruto cada minuto.
  • No estoy loco, ¡pero no puedes venir conmigo porque no  le caes bien a mi amigo imaginario!
  • Yo hablo solo, pero lo mejor de todo, ¡me aplaudo al terminar!

 

El escape…

Eran tan peligrosos los locos de aquel hospital psiquiátrico que habían construido cien muros al rededor para que los locos no se pudieran escapar. Pero un día, un par de locos deciden darse a la fuga, así que empiezan a saltar muro tras muro para alcanzar la calle. Ya estaban cerca de lograrlo, iban en el muro número 99, Fue entonces cuando un loco le dijo al otro:
-¡No hermano! ¡Me cansé! ¡Mejor devolvámonos!

Alacranes…

Un loco viene sacudiéndose la ropa, otro loco le pregunta:
¿Qué te pasa? ¿Por qué vienes sacudiéndote la ropa?
El otro loco sin dejar de sacudirse la ropa le responde:
-¡Es que cada vez que me visto de blanco me lleno de alacranes!
-Bueno pero.. ¡no me los eche a mí!

La mujer bombillo…

-Doctor, ¡lo mandé llamar porque mi mujer se cree bombillo!
-¡Ah caray! ¿Y dónde está?
-Allá arriba, en el techo, ¡mírela!
-¡Oh si! ¡señora bájese de ahí!
-¡No doctor! ¡no la baje que nos quedamos a oscuras!

 


El péndulo…

El director del hospital psiquiátrico ve que un loco en el pasillo mueve a cabeza inclinándola constantemente para lado y lado, así que le pregunta:
¿Qué te pasa?
-Doctor, ¡lo que pasa es que soy un reloj de péndulo!
¿Ah si? ¿Y qué horas son?
-Las dos y media.
-No. ¡Son las tres en punto!- Le corrige el doctor.
-¡Uy! ¡me atrasé!
El loco entonces empieza a mover la cabeza a toda velocidad!

Locos estudiantes…

Trasladan a un grupo de locos de una ciudad a otra en avión. El piloto escucha mucho ruido y desorden así que le pide al copiloto ir a solucionar tanto desorden. El copiloto sale de la cabina de mando y a los pocos minutos regresa ya con el avión en calma. El piloto le pregunta que hizo, el copiloto responde:
-Les di a cada uno un cuaderno y unos colores y les puse de tarea dibujar lo que quisieran.
El vuelo continúa por algunos momentos en tranquilidad hasta que se vuelven a escuchar gritos y desorden así que el copiloto sale nuevamente a resolver el problema. A los pocos minutos vuelve a entrar en medio de una agradable sensación de tranquilidad y silencio.
¿Les pusiste más tarea?- Pregunta el piloto.
-No. ¡Les abrí las puertas del avión y los mandé a recreo!- Contesta relajado el copiloto.

Suicidio del salvado…

Un loco ha caído a la piscina del hospital psiquiátrico. Otro loco, sin pensarlo dos veces y al ver que su amigo se está ahogando se tira y lo rescata. Los médicos psiquiátricos hacen una junta y deciden llamar a aquel heróico loco al que le dicen:
-Mire, de verdad que todos aquí en el hospital estamos muy agradecidos por lo que hiciste con tu amigo. Es más, hemos decidido que te vamos a dejar ir para tu casa porque esto ha demostrado que estás en tus cabales. Aunque… tenemos que darte una mala noticia: tu amigo, al que salvaste hoy, ¡se quitó la vida ahorcándose con su correa!
El loco entonces aclara:
-No doctor, no se quitó la vida. ¡Fue que yo lo colgué para que se secara!

 

 


De aquí y de allá…

Dos locos hablan en el patio principal del hospital psiquiátrico. De pronto oyen que en el calle pasa una manifestación de personas así que uno le pregunta al otro:
¿Oye? ¿Qué es lo que suena?
A lo que el otro loco contesta:
-¡Ah! ¡esos son los locos de afuera!

Compartir en tus redes:
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.