Chistes de sordos

No los puedes escuchar, los debes leer y disfrutar. Son los mejores chistes de sordos que José Ordóñez trae para tí. Disfrútalos y compártelos con ese amigo o amiga que a veces le gusta hacerse “el sordo”

Pastillas…

-¿Tiene pastillas para la sordera?
-Si.
-Bueno, ¡vuelvo mañana para ver si hay!

Leche buena…

Las viejitas con bastante falta de oído hablan un 24 de diciembre en la cocina. Una le dice a la otra:
-¡Esta leche es leche buena!
Y la otra contesta:
-Si señora. ¡Y mañana navidad!

El viejito sordo…

Acaba de hablarle la viejita a su esposo bastante sordo. El viejito como puede se le sube en cima como en los viejos tiempos, ella mal humorada por lo que el viejo acaba de hacer le dice:
-Te dije: “que si quiere uvas” viejo. No “¡que te subas!”

Sordera loca…

Un loco le pregunta a otro en el manicomio:
-Oye, ¿si me pegaran un tiro lo sentirías?
-Claro que si. ¡Yo soy loco no sordo!

Le fue bien…

Un amigo le pregunta a otro:
-Oye, ¿Cómo te fue en la operación de oído?
-¡Las seis y media!

Alberto el sordo…

Dos amigos se encuentran, uno le dice al otro que es medio sordo:
-Oye, me encontré ayer con Alberto ¡Pero definitivamente está más sordo que tú!
¿Qué?
-Que me encontré ayer con Alberto, ¡y me di cuenta que está más sordo que tú!
¿Como dices?
-Que ayer me encontré con Alberto, ¡y comprobé que está más sordo que tú!
¿Hum? ¡Habla más duro!
-¡Que ayer me encontré con nuestro amigo Alberto y me di cuenta que está más sordo que tú!
¿Como dices?
-¡No friegues! ¡Tú estás más sordo que Alberto!

Chiste de los dos sordos…

Se encuentran dos sordos. Uno le pregunta al otro:
-Oye, ¿Vas para Sangil?
-No. ¡Voy para Sangil!
-¡Ah! ¡Pensé que ibas para Sangil!

Frases chistosas de sordos

  • ¡Qué buen oído el que tengo! ¡Por muy bajo que hable siempre me oigo!
  • ¡Peor sordo que el que no quiere oír es aquel que no puede oír!
  • ¡Aguanta más hambre que Tamaguchi de sordo!
  • Más tocado que chaqueta de sordo.
  • ¡Tiene más oído un ojo!

El jefe sordo…

El jefe sordo, al que siempre le tomaban del pelo por su condición, viene entrando a la empresa. Uno de sus empleados (el más confianzudo) le dice con sorna y burla:
¿De dónde viene este viejo desgraciado y tacaño?
El jefe responde:
-De comprarme un aparato para la sordera. ¡Esta despedido!

La sorda…

-Hola, soy Diego
-¡Ay, disculpa! ¡No sabía que eras ciego!
-Dije que me llamo Diego, ¡Sorda!
-¡Ahh! ¿y todavía me dices gorda? ¡Jódete!

Zurdo…

Queriendo saber con cuál mano escribe el médico le pregunta al paciente:
¿Usted es zurdo?
-¡No señor yo oigo bien!

Memes de sordos

Meme niña que no oye a su mamá

El tendero.

El entra a la tienda el hombre, sabe que el viejito que atiende es bastante sordo así que gritándole le pregunta:
-¡VIEJO! ¿ME DA UN KILO DE AZUCARRRRR?
El viejito le increpa:
-¡No me grite que no soy sordo! ¿Con filtro o sin filtro?

Para colmo…

El pobre ciego estaba pidiendo monedas en la calle. Tenía una moneda en un pequeño tarro de metal que tiraba hacia arriba y embocaba mientras clamaba a los transeúntes por una moneda. De pronto pasó un malvado hombre que aprovechó el momento en que la moneda iba por el aire y se la robó desapareciendo luego entre la multitud de la calle. El pobre ciego ya no escuchar caer la moneda en su tarrito de metal, prueba varios lanzamientos y al no oírla más exclama:
-¡Ay Dios mío! ¡Y ahora para colmos me quedé sordo!

Los cuatro amigos…

Estaban cuatro amigos en una bodega. Uno calvo, uno cojo, uno ciego y uno sordo. Entonces el sordo comenta:
-¡Oigo pasos!
Y dice el ciego:
-¡Pues vamos a ver!
dice el calvo:
-¿Y si nos agarran?
Le contesta el cojo:
-¡Pues nos echamos a correr!

Chistes cortos de sordos

El viejito sordo II…

La viejita le dice al viejo:
-Oye viejo, ¡Cómo estás de sordo!
A lo que el viejito contesta:
-Si, ¡Pero mañana mismo empiezo a hacer dieta!

Gordo…

-Don Fidel, ¡Usted está muy gordo!
-No señor, ¡Yo oigo bien!

Al otorrino…

-Deberías visitar al otorrino porque noto que estás perdiendo la capacidad de oír bien
-Si, ¡Pero ese gol lo hicieron en fuera de lugar!

Chistes buenos de sordos

Buenísimo…

Hablan dos amigos:
-El dispositivo que  me compré contra la sordera es muy bueno.
-y, ¿cuánto te costo?
-¡En la clínica de siempre!

¿Será sordera?…

La anciana le dice en un tono muy preocupado al doctor:
-Doctor, creo que me estoy quedando sorda.
¿Por qué dice usted eso adorable abuelita?
-Porque paso por una construcción llena de albañiles y ya no escucho que me chiflen ni me digan: “pa’ donde va mi reina”

El audífono…

-A ver abuelita, ¿cómo le ha ido con el nuevo audífono que le puse?
-Muy bien doctor! ¡Oigo perfectamente!
-Qué bueno,
¿y qué ha dicho su familia?
-Nada. No les he querido decir nada del audífono. ¡Y ya he cambiado el testamento cuatro veces!

Increíble…

Le pareció increíble a su amigo que su compañero de toda la vida se casará con una mujer tan fea. Al encontrarlos en la calle le susurra a su amigo en un tono muy bajo para que no escuche la fea mujer:
-Oye, a tí siempre te gustaron las mujeres bellas. ¡Todas se peleaban por ti y me aterra que te hayas casado con esa bajita, casi clava, sin pechos, sin nalgas, con vena várices, con lunares peludos, chata y sin cejas!
El amigo lo tranquiliza respondiéndole:
-Puedes hablar duro Juan, ¡También es sorda!

Menos mal…

Va manejando su automóvil por la autopista, un conductor desde otro automóvil le hace señas desesperadamente así baja la ventana para oír lo que el hombre le intenta decir desde el otro auto en movimiento:
-Señor, ¡Es que hace diez minutos vengo detrás de usted pitando y no me oye!
-¡Uy! ¡No me asuste!
-¡Es para decirle que en una curva de la carretera se abrió una puerta y su esposa se salió del auto y cayó a la carretera!
¿Ah era por eso? ¡Menos mal! ¡Pensé que me había quedado sordo!

 

Por aquí encontrarás chistes para niños

 

El podcast de José Ordóñez en el periódico El Tiempo está aquí

Compartir en tus redes:
No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.