Lo que dice…

Los perros más veloces son los galgos. Dos de estos ejemplares persiguen a un taxi. Cuando por fin logran alcanzarlo y en medio del cansancio uno le dice al otro:
-Nos equivocamos hermano! Ahí dice «libre» no «liebre»

¡Comparte con tus amigos!