El estacionamiento del banco

PabloRemalas llegó al estacionamiento del banco. No estaciona donde deben hacerlo los clientes sino en el parqueadero del gerente,  así que el guarda de seguridad sale y le dice:
-Señor, estacionó donde no debe!
Pablo con tristeza dice:
-¡Como que no! ¡Si aquí es donde más debo!