La última voluntad…

Se murió una tía del bobo Tanainas. Están citados todos los deudos para que asistan a la sala de velación. Para su sorpresa cuando abren la puerta se encuentran que el bobo tiene el cadáver de la tía embadurnado de crema. Con un enorme tarro no para de untarle por todas parte del cuerpo grandes cantidades de crema, así que le preguntan aterrados:
-¡Tanainas! ¿Qué estás haciendo?
-¡Cumpliendo la última voluntad de la tía!
-¿Cumpliendo la última voluntad de la tía? ¿Y cuál era?
-Que al morir la «cremaran».