Nada raro

Entra un caballo a una cantina y ordena un café negro, El barman se lo trae, el caballo se lo bebé, lo paga y se va. Un cliente de allí obviamente se aterra y le dice al barman con cara de asombro:
-¿No le parece increíble?
El barman responde casi sin inmutarse:
-Si, increíble, ¡Porque siempre lo que se toma es una cerveza!